El modelo Ghost, del famoso diseñador y arquitecto tuvo un éxito descomunal durante los años 80 y 90. Philippe Stark se inspiró en el estilo de los muebles propios de determinadas épocas de la historia europea y diseñó sillas transparentes a las que dio el nombre de cada uno de esos periodos. Desde entonces, todo el mundo desea decorar su casa con sillas transparentes. Pero transparente no significa incoloro. Los productos con los que se fabrican las sillas transparentes admiten tintes de diferentes colores, así que puedes rodear tu mesa principal de sillas transparentes rojas, azules e incluso negras. Escoge las que mejor se adapten al resto del mobiliario.
SILLAS TRANSPARENTES SOBRE BLANCO: CÓMO GANAR ESPACIO
Las mesas y las sillas son imprescindibles en despachos y comedores aunque para finalidades diferentes que requieren estilos distintos. Si buscas crear una sensación de más espacio, puedes servirte de mesas y sillas transparentes.
  • Antes de nada, escoge el color blanco para la pared cerca de la que colocarás las sillas transparentes. Los colores claros son luminosos y amplían visualmente las habitaciones.
  • Aunque la mesa también puede ser transparente, bastará con cambiar las sillas. El efecto al combinar sillas transparentes y una mesa de madera o metal resulta más interesante.
  • Existen muchos estilos de sillas transparentes: las de diseño vintage son sólo una pequeña muestra. Las sillas transparentes de líneas rectas son incluso más efectivas para jugar con el espacio. Escoge un estilo con el que te sientas bien.
  • Usa alfombras de color blanco y detalles metálicos que reflejen la luz. Los estores funcionan mejor que las cortinas en estos casos. Siempre en color claro.