Los toldos han estado recogidos gran parte del año y ahora toca desplegarlos para protegerse del sol. La parte exterior es la que más sufre, ya que ha estado expuesta al calor, a la humedad y al polvo.

limpieza

 

Si tienes que limpiarlos prueba con estos trucos:

-Primero elimina el polvo con ayuda de una escoba o, si es accesible, con el aspirador o con un cepillo mojado en agua jabonosa. Puedes añadir un poco de amoniaco a la preparación.

-Enjuaga bien la superficie con una manguera o, para que no caiga el agua a la calle, con la misma escoba mojada en agua limpia.

-También puedes aplicar un producto antimoho para evitar las manchas.

-Para quitar una mancha utiliza jabón líquido o un detergente suave diluido en agua templada. Pon la mezcla en un pulverizador y ve echándolo sobre la mancha y frota con el cepillo. Luego enjuaga bien con agua limpia. Seca bien las partes metálicas con un trapo.

-Si el toldo ha perdido color prueba a mezclar jabón líquido con vinagre blanco y frota la superficie. Repite la operación varias veces y verás que retoma su color original.

-Si el toldo es desmontable puedes llevarlo a una tintorería.

-Nunca lo enrolles si no está bien seco. En cambio puedes aprovechar las tormentas o momentos de lluvia fuerte para que se limpie del polvo.

-Aplica de vez en cuando cera y aceite en las bisagras para que no se oxiden. Las partes móviles y las metálicas tienen que estar bien engrasadas.

Y ahora ¡Disfruta del verano!


EN  MUEBLES HERMANOS GARCÍA TE PODEMOS ASESORAR19702362_1636247246410267_1968220904227897478_n